Definición de espacio geográfico

La historia del hombre sobre la Tierra es la historia de su lucha por liberarse de los condicionantes que impone la naturaleza y por aprovechar las oportunidades que ésta le brinda. Y en esa lucha las sociedades transforman el espacio y lo organizan. El espacio geográfico es, por tanto, un producto cultural en el que se proyecta un sistema social sobre un sistema ecológico, es a la vez algo que nos viene dado por la naturaleza y que ha sido creado por el hombre’.
El espacio geográfico es el conjunto conformado por elementos naturales como vegetación, suelo, montañas y cuerpos de agua, así como por elementos sociales o culturales, es decir, la organización económica y social de los pueblos, sus valores y costumbres. Estos elementos ocupan un lugar, un espacio territorial, y cuando se combinan dan como resultado que cada lugar sea único.

El espacio geográfico es el resultado de la acción del hombre sobre la superficie de la Tierra a lo largo de la historia. En este sentido se dice que el espacio, y por lo tanto, también el paisaje, es un producto social, «El hombre inició el proceso de transformación del espacio natural, variando la situación natural entonces existente, y convirtiéndolo en un espacio productivo a su servicio.
Es en este aspecto en el que hablamos de una transformación del espacio geográfico natural en espacio social, como producto de la sociedad» (SÁNCHEZ PÉREz, 1991, p. II). Las transformaciones producidas por el hombre han sido de tal importancia que hoy la mayor parte de los espacios, la mayor parte de los paisajes, están profundamente humanizados: «El paisaje es esencialmente una creación del hombre, pues es él quien ha modificado los equilibrios ecológicos naturales, ha creado las campiñas, ha sembrado la comarca de construcciones, o bien las ha amontonado para formar las aglomeraciones.

El espacio geográfico, considerado globalmente, agrupa los rasgos del relieve, el clima, los suelos, la vegetación, la agricultura, la minería, la industria, las comunicaciones y el hábitat. Los grupos sociales influyen en los espacios, los desarrollan y los modifican. Por lo tanto, cada espacio es el resultado de la acción sucesiva de generaciones de pueblos.